Juró Juez de Paz de Güemes

El STJ volvió a destacar el rol de la Justicia de Paz como primera puerta de acceso a tribunales

En un acto que tuvo lugar hoy a las 11.30 en el salón “Juan José Paso” del Superior Tribunal de Justicia, prestó formal juramento y asumió como juez de Paz de Menor Cuantía de la localidad de Villa General Güemes, el doctor Dalmacio Victor Montiel.

 

Tras la lectura de los instrumentos legales correspondientes, el presidente del STJ, Guillermo Horacio Alucín, acompañado de los ministros Eduardo Manuel Hang y Marcos Bruno Quinteros, tomó el juramento de estilo al nuevo juez de Paz, en presencia de otros integrantes de la Justicia de Paz, familiares e invitados especiales que asistieron al acto.

En ejercicio de las atribuciones conferidas por el artículo 169 de la Constitución Provincial, el Superior Tribunal de Justicia de Formosa designó al doctor Montiel como nuevo juez de Paz de Menor Cuantía de Villa General Guemes, teniendo en cuenta sus antecedentes profesionales y su desempeño laboral como secretario en el Juzgado de Paz de Clorinda.

Acceso a Justicia

Al hablar en el acto, el doctor Alucín valoró el trabajo que lleva adelante la Justicia de Paz en nuestra provincia, al constituirse en la primera puerta de acceso que tiene la comunidad para acercarse a la Justicia.

En tal sentido, el magistrado subrayó que justamente en este primer contacto que tiene la gente, muchas veces es necesario aclarar todas las alternativas que tiene para comenzar a buscar una solución al conflicto que lo llevó a recurrir a la Justicia, y en el caso particular del interior de la provincia lleva muchas veces a que el magistrado tenga esa aptitud de conciencia y también de corazón para atender a la gente que se acerca buscando una respuesta.

“Todas estas condiciones las encontramos en el doctor Montiel; no solo por ser un empleado que ingreso en el año 1998, sino también por todo lo que ha venido demostrando como secretario civil en el juzgado de paz de la ciudad de Clorinda”, destacó el titular del STJ, quien explicó que en ese entendimiento y en esa tesitura el STJ creyó oportuna esta designación, reconociendo que se ha descontado un recurso humano muy valioso al Juzgado de Paz de Clorinda, dicho en las propias palabras de la jueza Margarita Gómez de Aquino, pero entendiendo al mismo tiempo que “justamente lo valioso de ese recurso debe ser distribuido de la mejor manera para que sea más aprovechable redundando en beneficio del servicio que se brinda a la comunidad”, ratificando el criterio que ha venido siguiendo el Superior Tribunal”.

Tras augurarle muchos éxitos, el doctor Alucín pidió en nombre del STJ al flamante juez de Paz que renueve su compromiso y su esfuerzo. “Sabemos que es una localidad alejada, que va a ser el primer contacto de la comunidad con la Justicia, que también está próximo a implementarse en esa localidad el Programa de Facilitadores Judiciales, y todo esto va a reclamar esa capacitación”, enfatizó el magistrado.

Compartir ...

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedInEnviar por email

Usuarios online

Hay 49 invitados y un miembro en línea